Termografía en Elementos SIngulares

La termografía es una técnica que permite la obtención de imágenes de la radiación térmica de los cuerpos mediante equipos de adquisición de imágenes sin contacto directo. Mediante la termografía podemos registrar y analizar la temperatura superficial de los cuerpos, y esto permite su aplicación a múltiples campos. Algunos de ellos son bien conocidos como la inspección de instalaciones eléctricas, o el estudio de la envolvente térmica de los edificios para el estudio de la eficiencia energética. Pero existen otras muchas aplicaciones menos conocidas, pero no por ello menos prácticas o útiles. 

Inspección de hornos y calderas industriales de grandes dimensiones para determinar anomalías en el recubrimiento, o puntos conflictivos. La detección de estos puntos nos permitirá actuar sobre ellos y reducir las pérdidas de energía que se puedan generar.

INSTALACIONES SINGULARES

Inspección de chimeneas de grandes dimensiones, para estudiar posibles fugas, o comprobar el estado de los diferentes elementos refractarios que la componen. Es una aplicación muy útil para chimeneas de plantas de generación de energía, hornos y como complemento a otras inspecciones a realizar. Nuestro sistema de encadenado de imágenes termográficas nos permite realizar una termografía de la chimenea totalmente radiométrica.

Localización de fugas en vertederos: La temperatura generada por los gases emitidos, nos permitirá detectar puntos calientes en las imágenes capturadas.

Inspección de depósitos para comprobar el nivel del líquido contenido o la presencia de sedimentos.

Inspección de trampas (purgadores) de vapor. La distribución de temperaturas nos permitirá diagnosticar posibles anomalías en el comportamiento de la trampa de vapor. Se puede emplear la termografía combinada con otras técnicas de inspección como los ultrasonidos, de este modo el diagnóstico será más completo y preciso.

Aeronáutica: para inspección de elementos mecánicos y estudio del estado del recubrimiento de los aparatos, para detectar posibles problemas de adherencia entre el acabado y el soporte.

En conclusión, la termografía es aplicable al estudio de multitud de procesos, ya que todos ellos generan calor y las diferencias de temperatura pueden denotar problemas en el funcionamiento o estado normal de los diferentes componentes. No dude en consultarnos y le orientaremos acerca de la utilidad de nuestros servicios de inspección termográfica para sus instalaciones.

Contacta con nosotros

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Su mensaje

Descargar dosier en PDF

Llámanos al +34 93 656 45 13

Las mediciones incorrectas, mala interpretación de los termogramas, o inspecciones realizadas con grandes diferencias de radiación se convertirán en un PROBLEMA en lugar de una SOLUCIÓN.